Campeones de bateo en la MLB

José Reyes y Miguel Cabrera fueron los protagonistas de la última jornada de la temporada regular de las Grandes ligas, ya que obtuvieron, respectivamente, el título de campeón de bateo de la  Liga nacional y de la Liga Americana.

Reyes, pese a que en el último juego entró para batear un solo turno,  se convirtió en el primer jugador de los Mets de Nueva York en ganar la corona de bateo de la Liga Nacional en el último día de la temporada, al arreglárselas con un hit en su único turno el miércoles contra los Rojos de Cincinnati, en la victoria de los neoyorkinos 3-0.

Ello dejó al dominicano con promedio de .337, con el cual superó a Ryan Braun de los Cerveceros de Milwaukee. Braun se fue de 4-0 contra Pittsburgh para terminar con .332. Necesitaba batear de 4-3 para rebasar a Reyes (ambos empezaron el día separados por un punto porcentual).

Ya que será agente libre tras la Serie Mundial, Reyes jugó lo que tal vez será su último juego en Nueva York. La decisión de sentarlo fue muy abucheada por los fanáticos de los Mets.

Por otro lado, Miguel Cabrera se convirtió en el cuarto venezolano en coronarse con un título de bateo en las Grandes Ligas, al promediar .344 en 160 juegos. El criollo se suma al grupo selecto de peloteros que han logrado alcanzar tan preciada hazaña y así perpetuar su nombre en una lista en la que han conseguido entrar muy pocos.

El de Maracay empezó la semana con .333 de avg, 8 puntos por debajo del promedio de Adrián González, desde entonces el aragüeño no paró de conectar la pelota. Acumuló 18 hits en los últimos 32 turnos para un sorprendente porcentaje de .565 en la semana. Michael Young, de los Rangers de Texas, era otro candidato fuerte para el campeonato de bateo en la Liga Nacional con average de .337. Pero, en el último encuentro de la temporada regular, Cabrera se fue de 4-2 con un doblete (48) y una carrera anotada para certificar que es el líder de la liga.

La coronación del nuevo rey llegó por quinta temporada consecutiva  despachando treinta o más cuadrangulares. Así mismo, ha alcanzado dicha cifra en siete de sus nueve campañas en las mayores. El venezolano hizo valer lo que ha venido trabajando a lo largo de su carrera: bateo constante y de poder, traduciéndolo en un título de bateo que aumenta su promedio de por vida a .317.

El primer campeón de bateo criollo fue Andrés Galarraga en el año 1993 con los Rockies de Colorado. El gato tuvo .370  de efectividad. Dicho promedio es superado, por un bateador derecho, únicamente por Joe DiMagio, quien en 1939 promedió .381. Estos números obtenidos por el ex jugador de  Colorado no sólo lo hicieron acreedor del campeonato de bateo, sino que lo colocó en uno de los peldaños más altos para jugadores latinos, ya que fue primero en conseguir un índice tan alto con el madero.

En el año 2007, Maglio Ordoñez se convirtió  en el segundo venezolano en ganar tan codiciado título, con  un promedio de .363. El tercer trofeo fue obtenido por Carlos González en una estupenda temporada en el 2010, en la que conectó para .336.

Jean Michael Rodriguez

jm.rodriguez.718@gmail.com

@JMike91

About these ads